viernes, 3 de enero de 2014

Do or Do Not. There is no try.

Estimado Lector: 
Gracias por seguir leyendo a pesar de la ausencia. Es un gusto volver a saludarlo y le agradezco enormemente que no me haya olvidado y que siga pasando por aquí aunque sea de vez en cuando. Creo que todo se fue al carajo en cuanto empecé a trabajar. Dejé de darme tiempo para escribir y me dediqué sólo a vivir el día a día. 
Hace ya casi dos años que regresé a lo que sigue siendo THE JOB. Lo pongo en mayúsculas porque ha sido el trabajo que más satisfacciones me ha dado a pesar de que no he obtenido más que un reconocimiento por haber sobrevivido el primer año. Mi sueldo no es para granjearse pero más que el dinero (que tampoco se le hace el feo) han sido retos los que he superado t-o-d-o-s l-o-s d-í-a-s. 
Desde entender un tercer idioma, medio masticar un cuarto sin morir en el intento y adaptarme al materialmente opuesto ambiente de trabajo no ha sido cualquier cosa. No lo es. Aún tengo issues sin resolver y cosas que no comprendo. Pero como ya lo dice el viejo y conocido refrán: Dios, dame café para cambiar las cosas que puedo; y whisky para aceptar las que no.
No hay de otra.
No voy a empezar a hablar de mis colegas porque no quiero gastar mis energías ni amargarme (ni amargarle a usted) la noche; aunque podría escribir un libro si quisiera. Ni de mi jefa, ni de mi nuevo jefe, ni de mis horarios. Prefiero enfocarme en lo que he aprendido, en lo que me he demostrado a mí misma, en la satisfacción que me da cuando un cliente me agradece el esfuerzo o la atención, o me dice que qué buen servicio. Leí en algún lado que hay ciertas personas a las que les pagan no por hacer su trabajo, sino para que no hagan nada más. Así me siento yo. Me pagan para no irme, para quedarme a seguir haciendo lo que sé hacer y lo que hago bien, y por eso es que no es mucho, pero tampoco poco. Sí me explico, verdad?
Una amiga me dijo que ella no cree en los propósitos porque o haces las cosas o no las haces y creo que tiene razón. No voy a tratar de hacer algo porque eso no existe. Voy a hacer las cosas y por eso hoy, escribí este pequeño post que ya me debía desde hace mucho.


1 comentario:

Sandy Vega dijo...

Gracias por escribir, es bueno volver a saber de ti y leer tu blog es satisfactorio.

Te envío un gran abrazo y sigue escribiendo que aún no te olvidamos.

Saludines.