sábado, 4 de febrero de 2012

El primero del año (esperemos que no sea el último)


Mis querido y abandonado público conocedor. Han pasado dos meses desde mi última publicación (o son 3?) y qué creen? Les tengo noticias!

(No, no estoy embarazada. No insistan!)

Primero les contaré que viajé a México para pasar las Fiestas Decembrinas en familia pero sólo tuve 3 semanas para disfrutar de mis merecidísimas vacaciones y como ustedes se imaginarán, no me alcanzó el tiempo para nada. Algunos no estarán muy contentos porque "no avisé" y no "vi" a nadie pero la verdad es que me valí de Fb para hacer el anuncio general y pues el que lo vio, lo vio... Soy una grosera, lo sé, pero neto el tiempo apenas si me rindió para compartirlo con mi Madre Chula y El Picudo. Ahora sí que "disculpe las molestias que esto le ocasiona".
Luego, Mr D y yo regresamos a Bruselas apenas si para pasar acá Noche Vieja. Sólo tuvimos tiempo de ir a recoger al Perro Pirata que se había quedado encargado en casa de mi Super Suegris. Mr D empezó el año resfriado y sufriendo al tener que ir a trabajar siendo víctima del Jet Lag.
Sin embargo, esa primera semana de enero fue decisiva. Como les comentaba en la entrada de 2 de noviembre, yo estaba en búsqueda desesperada de un trabajo. Ya tenía ganas de incorporarme a la sociedad productiva y dejar de ser un lindo parásito de Mr D. Aunque adoro estar en mi casa y cuidar a mi gordito, ya la necesidad de "hacer algo más" me estaba matando.
Así fue que un día encontré una vacante para hacer exactamente el mismo trabajo que hacía en México y para la misma empresa. Ese trabajo que dejé y que me encantaba y que tanto me llenaba de satisfacción, estaba de nuevo frente a mí, llamándome... OMG!! Claro que uno de los requisitos era que hablara Francés (+neerlandés + inglés) pero lo pasé por alto y dije: Qué puedo perder si me dicen que no o ni siquiera me contestan el correo? Así que ni tarda ni perezosa envié mi CV sabiendo que un rechazo era altamente probable, pero anhelando con todo mi corazón que me dieran al menos una oportunidad chiquita.
Cuál fue mi sorpresa cuando al día siguiente recibo La Llamada!! El corazón se me quería salir del pecho cuando escuché el propósito de la misma. Dios había escuchado mis súplicas y ahí lo tenía. Mi oportunidad de oro estaba ahí del otro lado de la línea, esperando por mí a que la tomara. De ahí pasó sólo una semana para asistir a una entrevista donde tres distintos manager me interrogaron por cerca de media hora. En qué centro había trabajado? Porqué estaba en Bélgica? Porqué no había trabajado antes? Cuáles eran mis aspiraciones? Qué podía ofrecer yo que me hacía la candidata ideal?
Uno de ellos -que por cierto tenía look latino- la hizo de "policía malo" y me hizo hincapié en el pequeño detalle de que no  hablo francés como si eso fuera impedimento para realizar El Trabajo. Me sentí ligeramente atacada pero no iba a dejar que una pequeñez me afectara por lo que le contesté que ya llevaba un semestre estudiando el idioma y que aunque podría paracer un punto en contra el no hablarlo, yo tenía la confianza de que si en esta ocasión no me contrataban, me contratarían tal vez en un año más cuando mi dominio del idioma fuera menos básico. Me encantó la cara que puso porque claro, no me achiqué y por si fuera poco, sus otros dos colegas sonrieron y parecieron estar totalmente de acuerdo conmigo y mi actitud positiva.
No es que peque de vanidosa pero estoy sumamente consciente de mis habilidades y mi eficiencia por lo que después de pasar por una segunda entrevista (esta vez enteramente en neerlandés) y echarme a la bolsa a la que hoy es mi jefa (no puedo evitarlo, es mi apabullante personalidad, mi frescura y mi "exotic latin look" lo que los cautiva) dos semanas después de haber regresado de mis vacaciones, empecé lo que será mi carrera profesional en este país que ya no se siente tan extraño y en ese idioma que ahora es MI tercera lengua.

Lo que es para ti, aunque te quites... dicen por ahí.
Feliz Invierno.

7 comentarios:

Ley dijo...

Que emoción me dan estas noticias!
Y me parece muy bien que hayas sido un poco arrogante, porque los fuertes son los que sobreviven!
Felicidades!

Raquel dijo...

¡Wooww!... ¡que bien!... ¡Felicidades!... ¡A demostrar de lo que es una mexicana en Bruselas!
Saludos...
Raquel B.

adrianzon.blogspot.com dijo...

Felicidades, definitivamente la actitud es lo q realmente hace la diferencia. Ahora sigue otro gran reto, echale muchas ganas y no dejes que te hagan menos.

La Negra dijo...

nombre que bueno!!!! la neta es que es maravilloso que encuentres tu camino, así pasa, a veces ni se lo espera uno y tómala! en fin, felicidades de nuevo, echale ganas la experiencia ya la tienes y el idiona, lo aprende uno mejor cuando no hay de otra, jajajaja!! ojala aun tengas tiempo de dejarnos saber por el blog como te va...

Miriam M. dijo...

Hola Pao, me ha gustado tu blog. Estoy buscando personas que hablen español para una empresa turística. Se trata de trabajar enseñando la ciudad para viajeros españoles. Por favor, si conoces a alguien que pueda estar interesado o tú misma, escríbeme a miriammarias@gmail.com

Anónimo dijo...

... muchas felicidades!!, seguimos en la busqueda!

Amanda dijo...

Hola ! Te acabo de encontrar y llevo leyendote los ultimos dos dias. Soy una mexicana viviendo en Holanda...asi es que comparto muchas muchas cosas de las que escribes, que por cierto, lo haces muy bien. El clima, lo gris de los dias, lo complicado de aprender neerlandes, de adaptarse y ser feliz en una cultura tan completamente distinta... y salr adelante (bueno le hacemos la lucha).
Muchas felicidades con el nuevo trabajo, tiens que estar super contenta (yo aunque tengo trabajo, y lo agradezco, aun no me desenvuelvo en mi area).
Si quieres visitar mi blog eres mas que bienvenida, muchos saludos.